Síntomas

Psoriasis Sintomas

La psoriasis es un síntoma común de la piel. Dicho síntoma provoca la aceleración del ciclo de vida de las células de la piel. Causando que las células se acumulen rápidamente en la superficie de la piel. Las células adicionales forman escamas y manchas rojas que causan picazón. Llegan a ser éstas a veces dolorosas.

La psoriasis es una enfermedad crónica que a menudo aparece y desaparece. El objetivo principal del tratamiento es evitar que las células de la piel crezcan tan rápidamente.

No hay cura para la psoriasis, pero se puede controlar los síntomas. Para tener un mejor estilo de vida. Es importante seguir algunas pautas tales como.

  • La hidratación.
  • Dejar de fumar
  • Controlar el estrés

Con esos sencillos pasos te  pueden ayudar a sentirte mejor.

Los síntomas

Los síntomas de la psoriasis no son iguales para todas las personas. Por lo que cada paciente necesita un tratamiento individual. . Los síntomas y signos comunes incluyen:

  • Parches rojos de piel recubiertos de escamas gruesas, plateadas.
  • Pequeñas manchas de escala (comúnmente vistas en niños)
  • Piel seca y agrietada que puede sangrar
  • Picazón, ardor o dolor
  • Uñas engrosadas, picadas o estriadas.
  • Articulaciones hinchadas y rígidas.

Los parches de psoriasis pueden abarcar desde unas pocas manchas de escamas similares a la caspa hasta erupciones importantes que cubren grandes áreas.

La mayoría de los tipos de psoriasis se someten a ciclos, queman durante unas pocas semanas o meses, luego disminuyen durante un tiempo o incluso entran en remisión completa.

Existen varios tipos de psoriasis. Éstas incluyen:

Psoriasis en placa
  La psoriasis en placa es el tipo más común de psoriasis. Por lo general, causa lesiones secas y rojas en la piel (placas) cubiertas con escamas plateadas.

psoriasis-en-placa

  • Psoriasis en placa. La forma más común, la psoriasis en placa, causa lesiones cutáneas (placas) secas, elevadas y rojas cubiertas de escamas plateadas. Las placas pueden causar picazón o dolor y puede haber pocas o muchas. Pueden ocurrir en cualquier parte de su cuerpo, incluidos sus genitales y el tejido blando dentro de su boca.

 

  • Psoriasis eritrodérmica. El tipo menos común de psoriasis, la psoriasis eritrodérmica, puede cubrir todo su cuerpo con una erupción roja y exfoliante que puede causar picazón o quemaduras intensas.
Artritis psoriásica
  Es una mezcla de ambas enfermedades. Causando dolores en las articulaciones inflamadas (por parte de la artritis) y los síntomas típicos de la psoriasis. Siendo ésta, la piel escamosa e inflamada.

Artritis-psoriásica

  • Artritis psoriásica. Además de la piel inflamada y escamosa, la artritis psoriásica causa articulaciones inflamadas y dolorosas típicas de la artritis. A veces, los síntomas articulares son la primera o única manifestación de la psoriasis o, a veces, solo se observan cambios en las uñas. Los síntomas varían de leves a severos, y la artritis psoriásica puede afectar cualquier articulación. Aunque la enfermedad generalmente no es tan paralizante como otras formas de artritis, puede causar rigidez y daño articular progresivo que en los casos más graves puede llevar a una deformidad permanente.

 

Cuando visitar a un especialista

Si sospecha que puede tener psoriasis. Consulte a su médico para un examen. Además, hable con su médico si su psoriasis:

  • Te causa malestar y dolor.
  • Hace que realizar tareas rutinarias sea difícil
  • Te causa preocupación por la apariencia de tu piel.
  • Conduce a problemas en las articulaciones, como dolor, hinchazón o incapacidad para realizar las tareas diarias.

Busque consejo médico si sus signos y síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento. Es posible que necesite un medicamento diferente o una combinación de tratamientos para controlar la psoriasis.

Causas de la psioriasis

La causa de la psoriasis no se comprende completamente, pero se cree que está relacionada con un problema del sistema inmunitario con las células T y otros glóbulos blancos, llamados neutrófilos, en su cuerpo.

Las células T normalmente viajan a través del cuerpo para defenderse de sustancias extrañas, como virus o bacterias.

Pero si tiene psoriasis, las células T atacan a las células de la piel por error, como para curar una herida o para combatir una infección.

Las células T hiperactivas también desencadenan una mayor producción de células de la piel sanas, más células T y otros glóbulos blancos, especialmente los neutrófilos. Estos viajan a la piel causando enrojecimiento y, a veces, pus en lesiones pustulares. Los vasos sanguíneos dilatados en las áreas afectadas por la psoriasis generan calor y enrojecimiento en las lesiones de la piel.

El proceso se convierte en un ciclo continuo en el que las nuevas células de la piel se mueven hacia la capa más externa de la piel con demasiada rapidez, en días en lugar de semanas. Las células de la piel se acumulan en parches gruesos y escamosos en la superficie de la piel, y continúan hasta que el tratamiento detiene el ciclo.

Lo que hace que las células T no funcionen correctamente en las personas con psoriasis no está del todo claro. Los investigadores creen que tanto la genética como los factores ambientales juegan un papel importante.

Desencadenantes de la psoriasis

La psoriasis generalmente comienza o empeora debido a un desencadenante que puede identificar y evitar. Los factores que pueden desencadenar la psoriasis incluyen:

  • Infecciones, como la faringitis estreptocócica o infecciones de la piel
  • Lesión en la piel, como un corte o rasguño, una picadura de insecto o una quemadura grave.
  • Estrés
  • De fumar
  • Consumo excesivo de alcohol
  • deficiencia de vitamina D
  • Ciertos medicamentos, incluido el litio, que se prescribe para el trastorno bipolar, medicamentos para la presión arterial alta, como bloqueadores beta, medicamentos contra la malaria y yoduros

Factores de riesgo

Cualquier persona puede desarrollar psoriasis, pero estos factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar la enfermedad:

  • Historia familiar. Este es uno de los factores de riesgo más significativos. Tener un padre con psoriasis aumenta su riesgo de contraer la enfermedad, y tener dos padres con psoriasis aumenta su riesgo aún más.
  • Infecciones virales y bacterianas. Las personas con VIH tienen más probabilidades de desarrollar psoriasis que las personas con sistemas inmunitarios saludables. Los niños y adultos jóvenes con infecciones recurrentes, especialmente la faringitis estreptocócica, también pueden tener un riesgo mayor.
  • Estrés. Debido a que el estrés puede afectar su sistema inmunológico, los niveles altos de estrés pueden aumentar su riesgo de psoriasis.
  • Obesidad. El exceso de peso aumenta el riesgo de psoriasis. Las lesiones (placas) asociadas con todos los tipos de psoriasis a menudo se desarrollan en pliegues y pliegues de la piel.
  • De fumar. Fumar tabaco no solo aumenta el riesgo de psoriasis, sino que también puede aumentar la gravedad de la enfermedad. Fumar también puede desempeñar un papel en el desarrollo inicial de la enfermedad.

Complicaciones

Si tiene psoriasis, tiene un mayor riesgo de desarrollar ciertas enfermedades. Éstas incluyen:

  • Artritis psoriásica. Esta complicación de la psoriasis puede causar daño en las articulaciones y una pérdida de la función en algunas articulaciones, lo que puede ser debilitante.
  • Condiciones oculares. Ciertos trastornos oculares, como la conjuntivitis, la blefaritis y la uveítis, son más comunes en las personas con psoriasis.
  • Obesidad. Las personas con psoriasis, especialmente aquellas con enfermedades más graves, son más propensas a ser obesas. Sin embargo, no está claro cómo están vinculadas estas enfermedades. La inflamación relacionada con la obesidad puede jugar un papel en el desarrollo de la psoriasis. O puede ser que las personas con psoriasis tengan más probabilidades de aumentar de peso, posiblemente porque son menos activas debido a su psoriasis.
  • Diabetes tipo 2. El riesgo de diabetes tipo 2 aumenta en personas con psoriasis. Cuanto más grave es la psoriasis, mayor es la probabilidad de diabetes tipo 2.
  • Alta presion sanguinea. Las probabilidades de tener presión arterial alta son más altas para las personas con psoriasis.
  • Enfermedad cardiovascular. Para las personas con psoriasis, el riesgo de enfermedad cardiovascular es dos veces más alto que para las personas sin la enfermedad. La psoriasis y algunos tratamientos también aumentan el riesgo de latidos cardíacos irregulares, derrames cerebrales, colesterol alto y aterosclerosis.
  • Síndrome metabólico. Este conjunto de afecciones, que incluyen presión arterial alta, niveles elevados de insulina y niveles anormales de colesterol, aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Otras enfermedades autoinmunes. La enfermedad celíaca, la esclerosis y la enfermedad inflamatoria intestinal llamada enfermedad de Crohn tienen más probabilidades de afectar a las personas con psoriasis.
  • Enfermedad de Parkinson. Esta afección neurológica crónica es más probable que ocurra en personas con psoriasis.
  • Enfermedad del riñon. La psoriasis moderada a grave se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedad renal.
  • Problemas emocionales. La psoriasis también puede afectar su calidad de vida. La psoriasis se asocia con baja autoestima y depresión. También puede retirarse socialmente.